jueves, 1 de marzo de 2012

¿Por qué existen los años bisiestos?

Para comenzar este post les haré una pregunta: ¿Cuántos meses tienen 28 días? Piensa un poco antes de seguir leyendo...
Si pensaste en febrero estás mal ya que todos los meses tiene "al menos" 28 días (fíjate que la pregunta no dice cuantos tienen exactamente 28), entonces la respuesta correcta es... TODOS!

Ayer fue 29 de febrero, día especial ya que lo tenemos cada cuatro años (específicamente los años múltiplos de 4) y muchos lo asumimos de la manera más normal posible, pero, ¿por qué ocurre esto?¿Por qué cada cuatro años tenemos uno que tiene 366 días y no 365 cómo nos enseñaron de niños?
La respuesta a este enigma lo tiene el señor Julio César (Si, el emperador romano) y el papa Gregorio XIII. A estos personajes se les atribuye los calendarios utilizados por la mayor parte del mundo, el Calendario Juliano (hasta el siglo XVIy el Calendario Gregoriano (utilizado hasta la actualidad). 
Para establecer un calendario se considera el movimiento de traslación de la tierra, es decir, el tiempo que demora la tierra en dar una vuelta completa alrededor del sol. Nosotros sabemos que esta duración es de 365 días, pero el detalle es que esta cifra no es tan exacta, sino que es 365,25 días, esto significa que existe 0,25 (o un cuarto) de día por año que no se cuenta, por lo tanto cada cuatro años estos cuatro cuartos se juntan para formar un día extra que como muy bien supones es el 29 de febrero. Así funcionaba el Calendario Juliano (establecido por Julio César aproximadamente en el año 45 A.C.). El problema es que en realidad la tierra no se demora 365,25 días en girar alrededor del sol sino que 365,256363004 días por lo que aún queda 0,0063004 días que van sobrando cada año (algo asi como un poco más de 9 minutos). Este error de acumulación lo notó el papa Gregorio XIII siglos después, más específicamente en el siglo XVI (1582), calculando que el año se había "corrido" 11 días. Así que no encontró mejor solución que correr el calendario 11 días hacia adelante para corregir el error (un 4 de octubre lo sucedió un 15 de octubre) y además para no tropezarse con la misma piedra estableció que los años divisibles por 100 (1600, 1700, 1800, etc) no sean considerados bisiestos a excepción de aquellos que también sean divisibles por 400, por esta razón el año 2000, que no debería haber sido bisiesto, si lo fue.
Entonces el próximo año que debería ser bisiesto pero que no lo será es el 2100.

Bonus track: Esta última corrección establecida por el papa Gregorio XIII aún tiene un mínimo error que se notará miles de años después (el problema será para ellos jejeje)

Bonus track 2: Volviendo al post del fin del mundo, con tanto cambio de calendario es más aún más dificil intentar predecir una fecha exacta en el futuro donde "se acabe el mundo" (ahí debe estar el error de Harold Camping)

Bonus track 3: Y ¿por qué el término bisiesto? Históricamente, esto viene del nombre dado al día adicional del año, que originalmente era el 24 de febrero. Este día, según el calendario romano, era el "sexto día antes del calendas de marzo". Como era un día adicional, era el día bi-sexto, que después se transformó en bisiesto. Posteriormente, el día adicional se cambió al 29 de febrero.

Abrazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario