miércoles, 9 de marzo de 2011

Premios Darwin...


Éste es un premio irónico que se otorga a un individuo que ha muerto o quedado estéril (imposibilidad de tener descendencia) debido a, simplemente, una estupidez. Son llamados así en honor a Charles Darwin, creador de la teoría de la evolución, ya que, estos individuos permiten, al autoinmolarse involuntariamente, "mejorar la genética de la humanidad".

Pese a que hace ya bastante tiempo se otorgan, no hace mucho se hicieron muy populares gracias a internet, donde existen foros encargados de escoger a los "afortunados ganadores" anualmente.

Los requisitos que se deben cumplir para estar entre los ganadores son las siguientes:

-Imposibilidad de reproducción: no tener descendencia.
-Excelencia: La muerte o esterilización debe ser estúpida.
-Auto selección: Debe hacérselo uno mismo, no sirve que un amigo te la provoque.
-Madurez: Debe ser adulto y sin problemas mentales
-Veracidad: Debe ser absolutamente comprobable, no sirven leyendas urbanas o mitos.

El año recién pasado, los que se adjudicaron este galardón fueron:

  • El discapacitado del ascensor. En un ataque de ira, éste individuo atacó la puerta de un ascensor ya que no pudo subir hasta que ésta cedió y se cayó por el orificio. Falleció en el hospital.
  • Caballitos con metanol: Dos individuos no se les ocurrió mejor idea que intentar hacer un cohete con tarros de metanol (producto altamente inflamable). Obviamente, no salieron volando sino que explosaron. Uno de ellos murió.
  • Intercambio de asientos: Una pareja intentó cambiarse de asientos en su vehículo, nada extraño salvo que estaban en una carretera conduciendo y ella intentó pasar por el techo del automóvil. Él se salvó, pero no de la cárcel.
  • El codicioso: En un cañón montañoso, los turistas tenían la costumbre de tirar monedas para pedir un deseo. A un tipo no se le ocurrió nada mejor que saltar hacia el otro lado del cañón, recoger las monedas y saltar de vuelta. La fuerza de gravedad inmediatamente se activó debido a su peso extra y no alcanzó a llegar a destino cual coyote del correcaminos.
  • El porfiado: Nadar en un río infestado de cocodrilos no es una buena idea, menos hacerlo otra vez porque no te pasó nada en la primera, ni por tercera vez donde ya no pudo salir... de los estómagos de los cocodrilos.
  • La valla eléctrica: Protegerse de los ladrones está bien, con una cerca eléctrica,... puede ser... pero si la conectas, NO DEBES OLVIDAR QUE LO HICISTE...

Dentro de los clásicos está aquel del hombre que cayó de un edificio al golpear un cristal intentando demostrar que era irrompible o el que saltó de un avión para grabar a un paracaidista sin ponerse paracaídas. En fin, hay de todo en este mundo cruel y despiadado. Espero que ninguno de ustedes se encuentre alguna vez en la nómina de los premios darwin.

Abrazos.

3 comentarios:

  1. jajajajaja!! me sentí cruel, pero me reí caleta leyendo esto! Creo que es único premio que espero nunca ganar! pero wajajajaj hay cada gil en este planeta!. Saludos profe, lo extraño, lo quiero <3

    ResponderEliminar
  2. me parecio muy interesante tu blog ... me rei mucho con este post... llegue aca por recomendacion de mi hijo ...y me di cuenta que sigues mi blog .... gran sorpresa... estare al tanto de el ... te sigo ..y bueno espero te gusten mis relatos ....Michel

    www.micheldeb.tk

    ResponderEliminar
  3. Michel... llegué a tu blog a través de tu hijo y me pareció muy interesante. Espero seguir siendo de tu interés.
    Camila... igual se extraña y quiere.

    ResponderEliminar